Una segunda vida para los vinos

La vida de los vinos no acaba en cuanto se termina lo de dentro. Si bien es un placer absoluto el poder disfrutar de la variedad de tintos, blancos, rosados… también lo es saber reciclar y darle un uso secundario a las botellas de vino que compramos. Asimismo, te  presentamos algunas maneras para sorprender a tus invitados la próxima vez que acudan a tu casa reciclando las botellas de vinos que te regalaron grandes momentos de vida.

Ser original y creativo es algo al alcance de todos, pero hay que trabajar y ser paciente. Por ello, nos hemos propuesto darte unos consejos para que la próxima vez que invites a tus amigos o familiares a tomar un vino a casa, se vayan doblemente sorprendidos. La primera por la elección que hayas hecho del vino, y la segunda por las múltiples opciones decorativas que conviven en una botella de vino

¿Cuántas veces hemos descorchado una botella y nos hemos desecho deprisa y corriendo del corcho? A partir de ahora cada vez que abras el tinto de tu bodega personal te lo pensarás dos veces antes de repetir ese gesto. Imagina degustar todo un Fagus en una gran cena con tu pareja, o un Garnacha Centenaria con tus amigos, ¿suena bien no? Pues tienes la oportunidad de rememorar este recuerdo uniendo todos estos momentos y transformándolos en un collage que atraiga miradas. Te ofrecemos distintas ideas que te regalamos para que tu casa luzca diferente y sea especial. Si eres habilidoso, y si no que cunda el esfuerzo, te retamos a que los pongas en marcha.

 

Decoración con corchos

Los corchos son una de las partes fundamentales en el embotellado de cualquier vino. Una pieza que, una vez descorchada la botella, mantiene la esencia, el aroma y el color del vino al que perteneció. Muchas son las ideas de decoración que se pueden desarrollar en base a este elemento. Cuadros, paneles, mesas, figuras decorativas en la pared, maceteros… un sinfín de posibilidades para un material caracterizado por ser 100% natural y ecológico.

No hay límite en la creatividad. Además, los corchos tienen ese carácter especial que les da la personalidad del vino del que provienen. Un rasgo que se puede aprovechar para sacar todo el partido a ese degrado de colores tintos y rosados que nos aportan y que convierten la estancia en un ambiente agradable, cálido y acogedor. Sin olvidarnos de que si algo tiene que definan a los corchos es su propiedad aislante.

 

¿Cómo decorar con botellas de vino?

Una vez que hemos dado una segunda vida a los corchos de nuestro vino ahora os resolvemos la cuestión de ¿qué hacemos con las botellas? Las botellas de vino también tienen su espacio dentro de la decoración y el bricolaje. Ya sean representando unas macetas, unos jarrones, un recipiente para dar más personalidad a unas velas… todo suma cuando pretendemos crear un centro de mesa que atrape la atención de las visitas.

Así de sencillo es convertir la botella de vino tinto, blanco o rosado que acabaste de degustar, en un monumento personal, atractivo y agradable capaz de reunir miradas y que te haga sentirte más a gusto, a la vez que otorgue carácter a tu hogar.

 

Fondo Bloque Tienda

Accede a nuestra Tienda

Descubre el mejor vino de Aragón en nuestra tienda.

Te puede interesar:

Menú